Inicio

Queridos hermanas y hermanos, amigos todos:
“La admiración de los santos es una dimensión visible y agradable del
dogma de la Comunión de los Santos.
Asombrarse ante lo que es de verdad maravilloso es claro síntoma de
fina sensibilidad y evidente buen gusto.
La admiración no es ni adulación interesada, ni halago superficial, es
algo más profundo, que emerge al captarse con asombro entusiasmado
algo de la motivación íntima de una persona, por lo que la vamos
conociendo tal cual es.
Cuando una persona se encuentra con otra, el mismo encuentro fomenta
en cada uno la facultad de saber pasmarse, admirarse, asombrarse ante
lo real, lo verdadero.
La admiración auténtica consiste en saber ver al otro como persona y
por tanto como ser singular, único e irrepetible, como ser personal que
deviene porque vive y aviva muchas cosas con su vivir”.
Eduardo Bonnín Aguiló.
Tomando muy en serio este pensamiento, hoy día, nuestra Reunión de
Grupo, que al mismo tiempo forma parte del grupo denominado
“Amigos del Carisma” lanza al mundo cursillista la convocatoria de
efectuar una reunión de amigos que sienten, viven, aman y difunden el
Carisma Fundacional del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, sin
importar fronteras ya que lo único que se pretende es el respeto a la
persona y la plena libertad de su pensamiento.

Eduardo Bonnín

ANTECEDENTES IDEOLÓGICOS

Francisco Forteza y Eduardo Bonnín Cursillos de Cristiandad Llamamos así a las ideas que presidieron el periodo de preparación de los Cursillos de Cristiandad y que constituyen las líneas fundamentales de su desarrollo, a la vez que la explicación de su aparición. Son: CONCEPTO TRIUNFAL DEL CRISTIANISMO Esto es, tener la absoluta certeza de que …

Carisma fundacional